Compatibilidad de Aries y Acuario

Compatibilidad de Aries y Acuario

Aries

Compatibilidad de Aries y Acuario

Acuario

Una excelente relación está a punto de gestarse entre dos representantes del zodiaco que se impulsan y motivan el uno al otro. Te contamos todos los detalles.

Aspectos positivos.

Simpleza: simple no significa insulso y esta pareja está aquí para demostrarlo. Cuando ellos se unen, la vida se vuelve más simple para cada uno de ellos, puesto que se entienden de maravillas. Además, a los dos les encantan las cosas sencillas de la vida, por lo que sabrán disfrutar de cada momento.

Explosión de ideas: estos signos son perfectos para trabajar juntos, ya que juntarán la creatividad que les ha sido otorgada al nacer. Las ideas se convertirán en grandes proyectos, pero necesitarán de un jefe del elemento tierra para poder bajar a la realidad sus impresionantes fantasías.

Amplitud de criterio: verán las cosas desde diferentes perspectivas y el mundo de ambos se ampliará. Cuando deban resolver un problema, tendrán varios criterios y ópticas para probar y decidirse por el mejor.

Aspectos negativos.

Energía mal canalizada: al haber tanta fuerza e impulso creador, no siempre es fácil canalizar toda esa energía de forma sana. Por ello es que no estarán libres de peleas y discusiones.

Irresponsabilidad: ambos signos viven el aquí y el ahora, por lo que es muy difícil establecer un compromiso a futuro, y no sólo hablamos del amor. Acuario es un malabarista a la hora de idear excusas para eludir sus obligaciones, por lo que puede contaminar el espíritu que Aries tiene para cumplir con todo a lo que se compromete.

Falta de constancia: cuando estos signos se unen, inician muchas cosas juntos. Es probable que comiencen un programa de entrenamiento físico, que se anoten a estudiar algo que compartan como hobby y que planifiquen un martes de cocina conjunta en casa, pero los planes se irán desdibujando y ambos dejarán que la vida sea la que tenga la última palabra.

Te puede interesar

Tus Comentarios

Privacidad